Aplicaciones


Uso de los aparatos de ozono en cualquier tipo de vehículo

Con el fin de lograr una eliminación de olores permanente, es imprescindible eliminar PREVIAMENTE las fuentes de olor (por ejemplo, vaciar el cenicero, aspirar los pelos del perro). El vehículo también debe de estar preparado por dentro, antes de poner en marcha una máquina de ozono. Dependiendo del tamaño del vehículo y de la intensidad del olor, se ajustará el tiempo de tratamiento. Según el tipo y la intensidad del olor, puede que haya que repetir el tratamiento con ozono.

Quince minutos antes del final del tratamiento, el aire acondicionado debería estar encendido. Esto tiene el efecto de que las bacterias, los gérmenes y las esporas de hongos (moho) serán destruidos en el sistema de ventilación.

Como el residuo que queda del ozono es simplemente oxígeno, no se tiene que limpiar de nuevo la habitación después del tratamiento con ozono. Ventilar el vehículo vigorosamente y listo!

No deja residuos como polvo o residuos de aceite.

También ofrecemos el equipo de ozono para prestar en el ámbito privado. Así que si usted quiere vender su vehículo en el que han viajado fumadores o perros y no quiere asustar al potencial comprador nada más subir con un intenso olor a perro o a tabaco, pregúntenos. Tenemos una respuesta adecuada a casi todas las preguntas. 



Eliminación de olores en el hogar.

Los olores son desagradables y se resisten a ser eliminados en cada intento obstinado de quitarlos. El olor se fija en las cortinas, el sofá, el tapizado, simplemente en todas partes.

Aquí el equipo hace todo el trabajo. En poco tiempo, se descomponen y por lo tanto son eliminadas las moléculas del olor.

Las zonas altamente contaminadas pueden ser totalmente saneadas con un equipo de saneamiento. Así, todas las moléculas fijadas en la habitación se eliminan. Sofás, cortinas, alfombras, todos los elementos que se encuentran en la habitación se liberan permanentemente de los olores.



Eliminación permanente de gérmenes, virus y bacterias del aire

Los gérmenes son una parte natural de nuestro medio ambiente. La familia de los microorganismos es infinitamente diversa.

Generalmente, para la eliminación de los gérmenes, hongos, esporas, etc. se utilizan productos de limpieza especiales con acción desinfectante. Este limpiador desinfectante trabaja con una dosis concentrada de químicos. Los ingredientes activos son agresivos y compatibles sólo con algunas superficies.  

En hogares con niños o mascotas el uso de químicos es siempre una cuestión de conciencia.

La alternativa es ozono. Libera la vivienda de gérmenes, virus y bacterias de manera natural, consiguiendo así un clima saludable y fresco. Garantizado, libre de químicos.


El tratamiento con ozono para edificios contaminados por el moho

El moho se propaga lanzando millones de esporas al aire que contaminan el ambiente y son inhaladas por los pulmones. Esto permite que se causen y promuevan numerosas enfermedades, que a causa de la variabilidad en la aparición de los síntomas son a menudo muy difíciles de diagnosticar:

  • Alergias (Los mohos son el tercer causante de alergia más común después del polen y los ácaros)

  • Enfermedades respiratorias (tos, secreción nasal, sinusitis)

  • Inflamación de los ojos y de las membranas mucosas

  • Dolores de cabeza

  • Envenenamientos

  • Infecciones

Para eliminar el moho de manera efectiva, es importante encontrar la causa del brote y eliminar la fuente de humedad. Mientras no se elimine el hongo del suelo, hay que contar siempre con una infección recurrente.

Si se ha encontrado y eliminado la fuente de humedad, puede cumplimentarse con éxito una desecación de las habitaciones con ayuda de herramientas especiales, como por ejemplo nuestro secador de habitaciones que puede alquilarnos. Si se trata de daños pequeños, basta con elevar la temperatura de la habitación para secar las zonas afectadas.

Ahora llega el complemento perfecto, el generador de ozono. El ozono destruye las esporas y el moho de las paredes. Los olores putrefactos se neutralizan y la habitación vuelve a estar habitable en poco tiempo. Tras el saneamiento con ozono no hay más daños provocados por el moho ni problemas de salud que temer.