Causa


Causas, expansión y problemas:

El agua siempre constituye la base para el crecimiento de bacterias, levaduras, algas y hongos. Los nutrientes del agua y el combustible suministran el sustento del crecimiento descontrolado de invitados no deseados. Desde que en 2009 se impusiera por ley mezclar el biodiesel con diésel mineral, el peligro de peste del diésel ha crecido exponencialmente. A través del a menudo enorme número de microorganismos que crean una masa gelatinosa, los conductos se ven perjudicados y los filtros obstruidos. El motor y el sistema de calefacción fallan a menudo debido a la falta de suministro de combustible. Especialmente en barcos y yates hay agua por todas partes. Por ello, los depósitos de barcos son a menudo desproporcionadamente infestados. Pero también maquinaria agrícola que no se usa regularmente, dispositivos móviles de camping, u otros aparatos que funcionan con diésel y depósitos de aceite en inmuebles raramente usados (por ejemplo, casetas de feria) se ven afectados de vez en cuando. En estos casos, cobra sentido un uso preventivo.